Poeta, sacerdote y escultor nicaragüense (Granada, 1925). Pasó su infancia en León. Inició sus estudios en las Escuelas Cristianas, y en 1935 ingresó al Colegio Centroamérica de los Jesuitas, en Granada, donde terminó el bachillerato. En 1943 viajó a México e ingresó en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Publicó sus primeros poemas en Letras de México. En 1946 terminó la maestría en lengua española con la tesis Ansias y lengua de la nueva poesía nicaragüense, publicada ese mismo año. Luego estudió literatura norteamericana en la Universidad de Columbia, Nueva York.
En 1949 se le otorgó una beca en España, donde hizo estudios en el Colegio Mayor Hispanoamericano de Nuestra Señora de Guadalupe. Al año siguiente regresó a Nicaragua, donde empezó a escribir sus poemas históricos. "Con Walker en Nicaragua" obtuvo, en 1952, el premio Centenario de Managua. Fundó la editorial El Hilo Azul, y junto a José Coronel Urtecho tradujo poesía norteamericana. Comenzó por esa época a realizar esculturas que ha mostrado en varias exposiciones personales y en muestras colectivas.
Su militancia política contra la dictadura de Somoza hizo que se uniera a la organización juvenil Unidad Nacional de Acción Popular; escribió artículos políticos y epigramas en el periódico La Prensa. Algunos de estos aparecieron en el extranjero bajo el seudónimo Anónimo Nicaragüense, y así fueron publicados por Neruda en La Gaceta de Chile, y por Ernesto Mejía Sánchez en México. En 1954 participó en un movimiento armado que intentó asaltar a Somoza en el Palacio Presidencial y que fue conocido en Nicaragua como la Rebelión de Abril.
Tres años más tarde ingresó al monasterio Our Lady of Gethsemani, en Kentucky, del cual debió salir por mala salud dos años más tarde. Fue ordenado sacerdote en Managua en 1965. Ese mismo año regresó a EE.UU. a visitar a Thomas Merton -su antiguo maestro-, para planear con él la fundación de una pequeña comuna contemplativa en Nicaragua, en la cual Merton también deseaba residir. Fundó esa comunidad en la islita de Mancarrón, perteneciente al Archipiélago de Solentiname, donde vive desde entonces.
Durante los años setenta visitó varios países de la América Latina y los EE.UU., enviado por el Frente Sandinista de Liberación Nacional. A raíz del asalto al Cuartel de San Carlos, la Guardia somocista, como represalia por el papel desempeñado por muchos jóvenes de Solentiname, destruyó la comunidad. Cardenal fue condenado en ausencia a varios años de prisión. En el extranjero realizó trabajos para promover la solidaridad con la lucha de Nicaragua. Tras el triunfo de la Revolución sandinista en julio de 1979, fue nombrado Ministro de Cultura por la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional.
Entre los premios y condecoraciones que ha recibido se encuentran el Premio de la Paz de los Libreros de la República Federal Alemana; la máxima Orden de la Liberación Cultural "Rubén Darío" y la máxima Orden Augusto César Sandino, ambas otorgadas por el Gobierno de Nicaragua; y la Orden Comendador de las Artes y las Letras del Gobierno de la República Francesa. En 1986 fue electo miembro de la Academia de Bellas Artes de la República Democrática Alemana, y la Universidad Autónoma Latinoamericana de Medellín, Colombia, le otorgó el Doctorado Honoris Causa. En 1987, las universidades de Granada y Valencia, en España, le otorgaron también sendos doctorados Honoris Causa, en reconocimiento a sus aportes políticos y literarios.